Yoga 'en silla' para personas mayores

 

Desde el ánimo de AYAM de llegar al mayor número de personas y de colectivos, sin exclusiones por razones de edad, condición física o situación económica, impartimos y compartimos sesiones de Yoga con dos grupos de entre 60 y 85 años residentes en los pisos tutelados de la Fundación Laboral San Prudencio de la calle Donosti y de la calle Getaria en Vitoria-Gasteiz. 

 

La práctica del Yoga y de la Meditación mejoran el estado físico-mental-emocional-espiritual de todas las personas y, especialmente, el de las personas mayores, como apunta un gran número de estudios científicos y corroboran grandes maestros desde tiempos inmemoriales, como el maestro contemporáneo Eckhart Tolle, que en su libro “El poder del Ahora” hace referencia expresa a ello: 

» Leer más

Frenar el proceso de envejecimiento. Cuando te identificas más con el cuerpo interno intemporal que con el cuerpo externo, la presencia se convierte en tu modalidad habitual de conciencia, y el pasado y el futuro ya no dominan tu atención; dejas de acumular tiempo en tu psique y en las células de tu cuerpo. La acumulación de tiempo en forma de cargas psicológicas de pasado y de futuro restringe enormemente la capacidad de auto-renovación de las células. Por tanto, si habitas el cuerpo interno, el cuerpo externo envejecerá a un ritmo más lento y, aunque lo haga, tu esencia intemporal brillará a través de la forma externa y no tendrás la apariencia de una persona mayor. Eckhart Tolle. El poder del ahora (págs. 130 y 131).  

 

En las sesiones de Yoga que compartimos con personas mayores, hemos incorporado la silla como uno de los soportes principales, comprobando con satisfacción cómo con pequeñas modificaciones se puede llegar a realizar gran parte de las movilizaciones y posturas desde la comodidad y sin sobreesfuerzo. El resto de la sesión se completa desde la posición de pie, en cuadrupedia y tumbados sobre el suelo, tanto de costado, como boca abajo y boca arriba (siempre sin forzar y sin pretender alcanzar una imaginaria “perfección” estética), antes de entrar en la relajación final. 

 

» Leer menos